Curso teórico-práctico en la UPV para desarrollar el concepto de “emomotricidad” con profesionales de la música, la danza y el arte dramático.

La emomotricidad es la relación entre el movimiento corporal y las emociones: nuestros movimientos definen cómo nos sentimos y nuestros sentimientos generan patrones de movimiento. La expresión musical y actoral es emoción que genera movimiento que genera emoción en los demás y en nosotros mismos. El desarrollo de la emomotricidad, por tanto, es fundamental para los profesionales de estas artes.

El curso aborda este tema desde dos direcciones: el cuerpo en movimiento y la psicología de las emociones. Para ello bebe de dos fuentes principales: el Tai Chi y la terapia gestalt. El Tai Chi es un arte marcial y una forma de meditación en movimiento de origen chino que mejora la consciencia corporal y la capacidad expresiva del cuerpo, buscando la máxima eficacia con la mínima tensión. La terapia gestalt es una escuela de psicología y psicoterapia que tiene entre sus objetivos el desarrollo de la espontaneidad y la creatividad. La terapia gestalt estudia cómo superar los bloqueos creativos y emocionales que nos dificultan la expresión y las relaciones con los demás.

Esta propuesta nace a partir de la experiencia de diferentes profesionales de la música, la danza y el arte dramático, de la experiencia de practicantes de artes marciales, y de la observación de aspectos esenciales que subyacen en todas estas formas de arte, que son visibles también en la vida cotidiana. Uno no es artista de forma muy diferente a como es persona: la facilidad o dificultad de expresión, de movimiento o de relación con los demás se manifiesta tanto en la práctica artística como en el día a día.

Temas que se desarrollarán

  • Tu cuerpo es tu instrumento: la liberación de las tensiones articulares, la prevención de lesiones en músicos, el movimiento sigue a la respiración (y no la respiración al movimiento), la conexión cuerpo-instrumento.
  • Autopercepción y movimiento autorregulado: coordinación entre sensaciones y movimiento, visualización del movimiento y ejercitación mental.
  • Formas del apoyo: respiración, suelo y verticalidad, técnica, apoyos emocionales.
  • Emomotricidad: conectar la emoción con el cuerpo para expresarnos.
  • Artista solista / artista de grupo: exploración del estilo personal en escena
  • Vergüenza y miedo escénico: ser visto haciendo.

Objetivos

  • Entender las emociones básicas y reconocer los patrones emocionales propios
  • Conocer y experimentar técnicas básicas de meditación y Tai Chi
  • Mejorar la autoconciencia corporal y kinestésica
  • Prevenir la aparición de lesiones tendino-musculares
  • Incrementar la capacidad expresiva
  • Reforzar nuestra estabilidad física y emocional en escena
  • Explorar el estilo personal de presencia escénica y de conexión con los otros músicos y con el público

Metodología docente

  • Práctica de ejercicios corporales
  • Ejercicios vivenciales y de autoindagación
  • Explicaciones teóricas
  • Puesta en común de la experiencia vivida

Dirigido a

  • Profesionales (o semiprofesionales) de la música y las artes escénicas: música y canto, teatro y cine, danza.
  • Estudiantes de grado superior o últimos cursos de grado profesional de estas disciplinas.